« back

 

 

Relatos de la Fugacidad



... pasé muchos ratos al abrigo de iglesias en peligro de ruina, en bares y en conversaciones con los viejos de los lugares.
Y de pronto se hizo la luz: quiero iluminar lo inencontrable y lo ya olvidado, subrayarlo en imágenes y hacerlo legible a los que comparten conmigo la curiosidad y el gozo por todo ello.
Otro de los aspectos que me impulsa a realizar este trabajo es la búsqueda de una iconografía de lo primordial, el desciframiento de lo auténtico – la búsqueda de los signos de una magia capaz de iluminar con inmediata claridad las sensaciones existenciales de nuestros ancestros y, consiguientemente, las nuestras propias.

 

 

Citando a Agustín de Hipona (de doctrina christiana, 369 dC) quisiera añadir:           
Un signo es algo que - junto a la impresión sensorial que transmite a los sentidos - dirige el pensamiento hacia otra cosa.
La huellas sin maquillar del pasado, p. e. en las fachadas de iglesias antiguas o en los rostros de los ancianos, sacan a la luz una iconografía de lo primigenio marcada por el vigor del alma que habita en todo ello. Luego se dejan leer estos signos como historias en un libro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© by thomasha 2019